Día Internacional contra el sida

 In Blog, General

Quiero aprovechar la celebración del Día Internacional contra el sida para hablar de esta enfermedad y de cómo desde Fuengirola se debe contribuir con esta causa.

El Informe de Onusida 2010, publicado el pasado 23 de noviembre, una semana antes del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, que se celebra el 1 de diciembre, muestra que el número de vidas que se han salvado afortunadamente aumenta. La ejecución del protocolo Tratamiento 2.0, ha permitido salvar a más de 200.000 personas en 2009. Sin embargo se comprueba que en el mismo período han disminuido las ayudas para la lucha contra esta pandemia desde todos los ámbitos.

De hecho un ejemplo lo tenemos en el municipio de Fuengirola. La Asociación Concordia Anti-sida, A.C.A.S. (Centro de Día Fuengirola), ha tenido una sede en  C/ Hnos. Álvarez Quintero (Boquetillo), con un horario de atención general de lunes a jueves, mañana y tarde, con un servicio de prueba de detección del VIH (anónimo, gratuito y confidencial) y con una atención personal de Enfermería y Psicología.

Esta Asociación al no obtener la ayuda prometida por el Ayuntamiento se ha visto obligada a cerrar su sede en Fuengirola y trasladarse a otros municipios del Litoral. Esto ha significado, más allá de que otra persona más ha engrosado el paro en Fuengirola, que no se puedan llevar a cabo las actividades y talleres que esta asociación propone y que son fundamentales para la ciudadanía, pero más concretamente para la juventud.

Es necesario,  y para ello nadie mejor que las asociaciones expertas en el tema, que se pongan en marcha los talleres que esta asociación propone, como puede ser el Programa de prevención, difusión e información que tiene una campaña específica para la juventud. Y una vez más son los datos, siempre tozudos, nos demuestran cuán necesaria es la información y la prevención en la juventud: la tasa de infección del virus del sida se ha reducido en más de un 25% en los últimos ocho años en 22 países del África subsahariana, debido al esfuerzo que han hecho los jóvenes por el cambio de hábitos de conducta.

Quiero para Fuengirola una juventud informada, que tengan la posibilidad de saber y reaccionar contra las consecuencias negativas que tiene no tener una conducta saludable porque, además, esos buenos hábitos implicarían otras muchas consecuencias positivas: evitar embarazos no deseados o el contagio de otras enfermedades de transmisión sexual. Quiero para Fuengirola que el tejido asociativo tenga la posibilidad de ejercer su compromiso social.


Recommended Posts

Leave a Comment