Entre pillos anda el juego (a vueltas con Mercacentro)

 In Blog, Política

Lo ruinoso es más barato, eso lo saben hasta los lumbreras del gobierno local (PP) de mi ciudad, por eso juegan con las familias del principal mercado tradicional de Fuengirola y que estaba llamado, espero que estemos a tiempo de salvarlo, a ser un referente en el corazón de la Costa del Sol.

Desde que el PSOE local pusiera encima de la mesa luz para el futuro del marcado en el año 2011, el PP de Oña primero y de Mula después, no ha dejado de “jugar” sin pudor con las incertidubres y miedos, más que entendibles, de la gente que se gana la vida ahí.

Empezaron diciéndoles que se haría un hotel encima, mentira desde el mínuto 0, siguieron con engaños parciales, pago de la limpieza, parking del mercado … Todo, visto lo visto, podría hacernos pensar que lo que quiere el PP es que se vayan marchando/aburriendo poco a poco los comerciantes, a fin de que sea más especulativo el edificio, ya que, cuanto más vacío esté de inquilinos, más trozo de pastel para poner en la mesa. Nada nueva bajo el sol de nuestra ciudad.

En el pleno de agosto de 2014, cuatro años después de la propuesta socialista, el PP dio luz verde a un proyecto que se diferenciaba, en principio, del propuesto por el PSOE, en la gestión, nosotros queríamos y queremos que la gestión sea municipal, es decir, que siga siendo un mercado municipal. Con el tiempo hemos ido descubriendo que las diferencias eran mucho mayores, algo que también sospechábamos desde el primer día. Han ocultado, y siguen haciéndolo, la letra pequeña del posible acuerdo con la empresa que explotaría el mercado. Como ejemplo, ahora hemos sabido que, en contra del criterio inicial, los actuales usuarios tendrán que pagar mesualmente (se supone que a la nueva empresa concesionaria) por los metros cuadrados de sus puestos a pesar de que les quendan entorno a 12 años aún de concesión a quienes han aguantado estoicamente hasta nuestros días al frente de sus negocios.

El PP siempre reservas las pullas para el día después de cada elección, que es cuando más duelen.


Recommended Posts
Showing 6 comments
  • Juan Manuel Bernal Berrocal
    Responder

    ¿QUIÉN ES EL PILLO?
    Respuesta abierta a D. Javier García León.
    Estimado Javier:
    Me permito tutearte, aunque apenas si hemos intercambiado un par de saludos, porque tu escrito de “Entre pillos anda el juego”, que no me ha molestado en absoluto, sí me ha dolido, menos que un martillazo en un pulgar, pero más que una mota en el ojo.
    Para que quede claro, el partido político de mis simpatías, sea cual sea, es el que presenta “mis” candidatos. Una vez celebrada las elecciones, dado el sistema electoral español, todos los que hayan obtenido acta de concejal en mi pueblo, de diputado autonómico en mi región, de diputado nacional…, todos son mis representantes. Quien ignore esto o es un analfabeto político o se cuenta entre las multitudes de autoritarios disfrazados. No creo que seas ni una cosa ni otra.
    Sorprende la desinformación absoluta del artículo. De ahí que me duela, porque creo que a uno de mis representantes más cualificados de mi pueblo le han tomado el pelo. Supongo (es una forma de hablar) que tu fuente de información es uno de los dos comerciantes de Mercacentro en desacuerdo con la negociación que se está haciendo. Supongo que ese informante no te habrá dicho que la gran mayoría de los “supervivientes” (todos menos dos) ven esta actuación como la última posibilidad de reflotar el Mercacentro; supongo que no te habrá dicho que los cánones que se están contemplando son a precios mucho más razonables que el abusivo canon que se les cobró cuando se inauguró Mercacentro, un canon que por m2 y por una concesión de cuarenta años era mayor que el precio de adquisición (compra) del m2 en pleno centro de Fuengirola en las mismas fechas. En fin, supongo que tu informante no te habrá dicho que en la última Asamblea de Mercacentro 39 asistentes (algo más del 95 %) votó a favor de continuar las negociaciones mientras que solo 2 (menos del 5 %) votaron en contra de la negociación. ¿A qué familias quieres proteger, a las 39 que votaron por seguir las negociaciones o a ninguna y solo quieres erosionar a mis representantes de otro signo? Por eso me duele tu artículo.
    Si las negociaciones fracasan (hasta que el nuevo Mercacentro no esté funcionando no se podrá decir que se ha llegado a buen puerto), dentro de algo más de 11 años Fuengirola dispondría de un solar grande en el centro neurálgico de este pueblo. ¿Para un mercado o para algo más necesario? ¿Acaso tus asesores no te han informado de que la reforma de la Ley de Bases de Régimen Local suprimió la obligatoriedad (ciertamente anacrónica) de que los municipios de más de 5.000 habitantes cuenten con un mercado municipal?
    Estimado Javier, los pillos abundan, pero en esta ocasión creo que el pillo te ha “pillado” a ti y te ha embaucado, no sé si con palabras dulces o amargos llantos contenidos y que entre la trémula visión de tus lágrimas antes de responder realmente no has visto ni has hablado con ninguno de esos comerciantes que desean el cambio propuesto para Mercacentro. Si no ha sido eso es que tu pillo, disfrazado de sirena cantó y cantó hasta que tú, desprovisto de protección, desviaste tu rumbo y embarrancaste en un banco de arena. Has tenido suerte, la próxima vez quizás tu nave se destroce contra las rocas.
    Creo que fue Voltaire quien, basándose en un salmo bíblico, dijo aquello de “¡Dios mío, líbrame de mis amigos! De los enemigos ya me encargo yo.”
    Juan Manuel Bernal.
    Secretario de la Asociación de Comerciantes Mercacentro.

  • Javier García León
    Responder

    Gracias por tu mail Juan Manuel, espero que el título del post no desvirtúe lo esencial que intento transmitir, de ser así, mi error por no explicarlo bien.
    Antes de hacer algún comentario complementario, quiero aclarar que lo que escribo aquí es a título individual y privado, por lo que no vincula a nadie más y mucho menos a mi partido. Son mis opiniones.
    Aunque preferiría que la gestión del mercado fuese municipal, no me opongo a que sea privada si no hubiese alternativa, que la hay. Cosa bien distinta es mi crítica de la gestión de los problemas de Mercacentro, desde lo más doméstico a su reforma integral, con promesas diferentes y algunas claramente engañosas como la hecha en vísperas de las elecciones de 2011 con el supuesto hotel que iría ahí.
    Mi alusión a los pillos está inspirada en los dirigentes locales que hoy dicen digo y mañana dicen diego a sabiendas de que es diego.
    Por lo demás, procuro escuchar a todo aquel que quiere dirigirse a mí como responsable político o en cualquier otro concepto.
    Espero y deseo que salga todo bien en el mercado y seguiré estando cerca tanto física como emotivamente a todo su devenir.

  • Juan Manuel Bernal Berrocal
    Responder

    Muchas gracias por estas líneas.
    Vaya por delante que mis simpatías no son socialistas y que creo que sigue habiendo diferencias ideológicas importantes entre los distintos partidos. Pero eso no impide que siga pensando que no todos los políticos se dedican a la política para obtener algo material de ella y, aunque no sigo de cerca la actividad política, Vd. me parece una persona honrada y capaz. Por eso mi anterior comentario, porque me dio la impresión (que permanece) de que fue escrito partiendo de una información interesada y sesgada.
    Es cierto que todos los que de un modo u otro estamos vinculados a Mercacentro queremos lo mejor tanto para el establecimiento como, sobre todo, para sus comerciantes y dicho esto, como ocurre casi con todo, se trata de elegir la opción más buena (que casi nunca es “lo mejor”) dentro del abanico reducido de posibilidades a nuestro alcance.
    Quizás estemos de acuerdo en que en un pueblo (esta palabra me resulta mucho más bonita y evocadora que ciudad) como Fuengirola lo que hace falta es aunar esfuerzos en lo práctico y dejar las diferencias ¿ideológicas, políticas? para las tertulias. Y es que los auténticos políticos no se deben a la política, que solo es una actividad de las que surgen en la “polis”, en la ciudad y ésta sí es el fin del trabajo político.
    Un saludo.
    JMB.

  • Javier García León
    Responder

    Al hilo Juan de tu último comentario, afirmarte que yo vivo de mi trabajo como abogado y no por ello me dejo de considerar político. La política no es mala, lo son algunos políticos/as que se aprovechan de sus cargos. Voviendo a Mercacentro, prefiriendo que sea municipal, si desde lo privado se hace bien, perfecto. Pero insisto, mi crítica es al Equipo de Gobierno, que creo estoy obligado a hacerlo porque en este tema han dado ya demasiados volantazos. Por otra parte, es bueno que haya fiscalización de los partidos de la posición por muchas razones, una de ellas, poara que se hagan las cosas con la mayor rigurosidad posible por parte del gobierno, que saben que están siendo controlados. Eso es bueno, necesario diría yo.

  • Juan Manuel Bernal Berrocal
    Responder

    Totalmente de acuerdo en la necesidad de fiscalización, totalmente de acuerdo en la labor de oposición, totalmente de acuerdo en que no todos los políticos son malos, ni siquiera la mayoría, creo yo.
    Yo también soy abogado, pero me dedico más a la administración de fincas, así que imagínate el hartazgo de que, por las malas artes de algunos me cuelguen el sambenito de sinvergüenza.
    Para acabar con lo de Mercacentro, creo que se está haciendo bien al menos en cuanto a la información a los interesados y espero que la apuesta que la mayoría de los comerciantes parece decidida a hacer resulte acertada. Ellos mismos están convencidos de que el sistema actual no funciona ni puede funcionar, por pura obsolescencia. Y hablo de sistema, sin entrar en medios, etc.
    Un placer y cuando crea que puedo aportar algo (aunque no creo que sea frecuente esa circunstancia), volveré a dar la lata, si no te molesta, porque no creo que te sobre el tiempo.
    Un saludo,
    JMB.

  • Javier García León
    Responder

    A vueltas con Mercacentro, y lo que te rondaré …

Leave a Comment