La venganza

 In Blog, Política

En el último pleno del Ayuntamiento de Fuengirola,  la regidora más rica desde Jesús Gil, y a quien no se le conoce profesión alguna al margen de la política,  decidió vengarse de los ediles socialistas por hablar de  “sus cosas”.

Si no se pide permiso para ir al baño durante el transcurso del pleno,  podrá quitar la asignación económica por la asistencia al mismo (200 €).  Quiere darse el gusto de conceder o negar ese derecho humano y necesidad física, o mejor, que quien quiera darse el gusto, merezca primero su beneplácito.


Recommended Posts
Comments
  • Fernando
    Responder

    Es repugnante lo que es capaz de hacer esta señora. Y se hace llamar demócrata…

Leave a Comment