Las cosas son lo que son por mucho que le cambiemos el nombre (Permuta & Autopromoción)

 In Blog, Política, Videos

Una permuta inmobiliaria consiste en que un propietario de un suelo lo entrega a un promotor para que construya, y a cambio éste le entrega un porcentaje de lo construido, lo normal, entre un 20%  y un máximo de un 30% de los metros cuadrados construidos o de apartamentos y/o viviendas que salgan.

En el caso de la permuta que llevó a cabo la alcaldesa de Fuengirola en la calle Gran Canaria de Fuengirola en un solar de su propiedad, obtuvo el 50% de lo construido, es decir, de las ocho viviendas que se levantaron, recibió cuatro, un chollo vamos.

Los entendidos en la cosa me dicen que esto tiene toda la pinta de ser lo que se denomina “autopromoción encubierta” más que una permuta en sentido estricto, ya que las ventajas que ha obtenido la propietaria del solar no suelen caer al resto de mortales.

A esta atípica permuta se le añade la particularidad de que con anterioridad a la misma, esa zona de la ciudad en Los Boliches, tenía una calificación urbanística de vivienda unifamiliar, pasando a ser de un día para otro susceptible de bloques. En todo este periodo, la propiedad del solar recaía en la figura de la alcaldesa del PP, la misma persona que llevó a cabo el cambio de calificación urbanística de la zona y que a continuación firmó una de las permuta más ventajosas que se conocen en la ciudad.

Os dejo un videominuto explicando la “jugada” e invitando a la reflexión.


Recommended Posts

Leave a Comment