No me llames cabrón, llámame Lola

 In Blog, General, Política

El pasado lunes día 29, al abortarse el pleno en el Ayuntamiento de Fuengirola, fruto de un embarazo deseado de 6 viviendas, 5 plazas de garaje, 215.000 € en cuenta, 850.000 € en derechos de cobro  “e così via”, don Pedro Cuevas, concejal del PP, me dedicó unos vítores llamándome repetidamente cabrón.

Tengo que reconocer, que el insulto castizo nunca me disgustó en exceso, pero depende de quién venga. Hay que ser muy Quevedo para insultar y que el receptor lo asuma con resignación.

Quizás creyó el ínclito edil que estaba en ese bar de Cullera en el que se puede insultar al camarero, “una caña cabrón”, reza la publicidad.

Tampoco se trata de criticar por criticar, sino de criticar para crear, dijo alguien que debió quedarse agustito, y en eso estamos Sr. Cuevas. Para el próximo pleno, abra usted el abanico y utilice insultos también muy nuestros como “astado”, “mamón” “chorizo” (este no que ya me llamó su compañero Arriarán y no vale repetirse) o un término muy literario y románico como “hideputa”.


Recommended Posts
Showing 4 comments
  • Responder

    magnifico 🙂

  • Responder

    el post me refiero, el insulto que se puede esperar uno de esos fascistas…

  • Pilar González
    Responder

    Muy bueno el post Javier, con estilo hasta para sacar los colores a esta gente y eso es dificil, porque por no tener no tienen ni colores.
    Salud!

  • jose maria
    Responder

    Buenos días javier, magnifica tu intervención en éste ultimo pleno municipal. Es así y no de otra forma como se puede tratar los asuntos locales ante la Sra. Oña y sus correligionarios.
    Esta señora, que por sus maneras y, sobre todo, en cuanto a la manida y reiterada frase dirigida a usted de “le retiro la palabra” con gestos similares a los utilizados en tiempos pretéritos por gobernantes políticos que han dejado marcada, no solo a la sociedad donde ellos pacían, si no al mundo entero, no se merece más que el mayor desprecio a su labor por parte de todos aquellos que como yo piensan de la misma manera.
    Esta señora se debiera de auto-aplicar el dicho de “no digas lo que no debes porque puedes oír lo que no quieres” Y esto es así de cierto, por que para ella todos los que no somos de su partido no tenemos capacidad para hacer nada, nos señala siempre como los perversos de todo aquello que según la citada esta mal. Su arrogancia y falta de comprensión con otras formas de hacer política llega a extremos que se hace imposible comprender su actitud muchas veces tan hirientes e incisivas.

Leave a Comment