Pagar más y dar las gracias

 In Blog, Política

Un año más nos han vendido la burra en Fuengirola de que somos un paraiso fiscal. Sí, lo digo en serio, estamos a 6 de enero, no a 28 de diciembre.

Cuando se habla de impuestos, subidas, bajadas o las mal llamadas congelaciones, debemos hacerlo desde la perspectiva del mandato que nos ocupe, es decir, si el PP en la ciudad lo primero que hizo tras ganar engañosamente las elecciones en mayo de 2011 es subir todo hasta límites insoportables, como en el caso de la basura, no puede pretender que al no subirlo más, cosa casi imposible, nos haga creer que aquí nunca se aumenta la presión fiscal.

Es un ejercicio muy fácil de llevar a cabo, tan solo hay que coger los recibos del año 2011 y siguientes y ver su evolución, si ustedes no pagan más me quitaran la razón, si comprueban que vienen pagando cada vez más, es que alguien miente, y no quiero dar nombres, pero sí que su apellido empieza por O y termina en A.

Pero hay más, en la propia web del Ayuntamiento reza “todos los impuestos se mantienen congelados desde 2008”. Podría haber empezado y terminado este post con ésto y hubiese sido suficiente para que el lector sacara sus propias conclusiones y sus sufridos recibos.

El caso del IBI, que tanto ha dado que hablar, y sobre el que tanto ha manipulado TeleOña (más de un millón de euros de sus impuestos acaban en esa casa), puede verse en este recibo real.

comparativa ibi 2011-2012 copia

Es bueno refrescar la memoria de quienes dicen que desde el 2008 no se sube nada a los vecinos, y para no aumentar en exceso la indignación, nos quedaremos tan sólo en este mandato, tras las elecciones del 2011. Una de las primeras medidas fue subir todas las tasas y precios públicos entre un 4 y un 10%, una realidad matemática también cuestionada por Oña y su equipo, pero dolorosamente incuestionable para los bolsillos de los fuengiroleños.

Subida impuestos

Después llegaría la madre de todas las subidas, la basura. Os dejo unos datos de casos concretos para comprobar la dimensión del hachazo a nuestros bolsillos, afectando sobre todos a los negocios en momentos nada fáciles para tirar para adelante.

Subida basura Fuengirola

En resumen, faltan a la verdad a sabiendas y la falsaria información no puede cambiar la realidad matemática que sufren los bolsillos de nuestros contribuyentes locales, al menos que no saquen pecho de la mentira, que queda muy feo y además es pecado.


Recommended Posts

Leave a Comment