Silencio, se rueda

 In Blog, Política

Puede gustar más o menos lo que se está cocinando en España en torno a un necesario gobierno para ya ocuparnos de nuestras cosas domésticas. Las de comer. Pero ni las circunstancias ni los números dan para otra cosa, digan lo que digan o no se diga nada. Mudita quedó la boca que por no querer, ni besos de tornillo. Tampoco opina. También hay quien habla sin decir nada.

Yo casaría más a gusto con la gran abstención. Bueno, o gran ilusión, porque es algo lejos de escaños, urnas y consultas militantes. Es sano que entre diferentes se pueda. Sí se puedo. Casi de debe.

Cuando suena el río, los peces se esconden, los peces pequeños que abrazan lo orgánico, en ocasiones inorgánico, que flota y alimenta, que asco, y así llegar al puerto ´23 sin haber dicho nada incluso hablando.

Alguien sabio en ésto y a pesar de ello amigo, decía frecuentemente que el verso suelto, suelto queda. A la deriva, añado. Y de esos refranes, estos silencios, pero al revés.


Recommended Posts

Leave a Comment