Yo invito y tu pagas

 In Blog, Política

En el “caso Viajes”, independientemente del veredicto del jurado, algunas cosas han quedado claras. Los viajes subvencionados en un 60% por el Ayuntamiento de Fuengirola para todos los vecinos que quisieran (el otro 40% se anda buscando), se realizaron 6 meses antes de las elecciones municipales como acción de precampaña electoral, según uno de los protagonistas, para “promocionar al Ayuntamiento” (en campaña electoral no se promocionan las instituciones, sino los partidos y candidatos que concurren a ellas).

Iban 2 concejales en cada excursión para “cuidar a los vecinos”, no se vayan a despistar o perder por Melilla o Ceuta, y para cerrar el círculo, se hacían listados de los viajeros con sus direcciones, teléfonos etc a fin de que la candidata del PP pudiera enviarles una carta preguntando que tal se lo habían pasado.

Dicho de otro modo, se reconoce que con dinero público se realizaban estos viajes-eventos de campaña electoral, vamos, que usted y yo hemos pagado las campañas de Esperanza Oña, pero insisto, esto no se está juzgando, se está dilucidando si el dinero desaparecido está en el bolsillo de uno de los implicado y si el otro lo consintió.

A estas alturas de curso e indepedientemente de lo que estime el jurado sobre la culpabilidad o inocencia de los dos implicados, visto lo visto, Oña debería reponer ese dinero en la caja común de todos los fuengiroleños, tanto el 60% destinado a los eventos electorales en Ceuta y Melilla, como el 40% evaporado.

Esperanza Oña y su concejal de turismo

Esperanza Oña y su concejal de turismo


Recommended Posts
Showing 2 comments
  • José Roldán
    Responder

    Está claro, la clase política va a lo suyo con el dinero de los ciudadanos.
    Si el “turisteo ” es un éxito la responsable es la alcaldesa.
    ¿ Si hay un desfalco quien es el responsable ?
    Así está el patio.
    Lo malo de esto es que en las próximas vuelven a salir

  • Javier García León
    Responder

    Yo respeto profundamente José la decisión de los ciudadanos de votar libremente aún a sabiendas de este tipo de cosas, la conciencia individual y la madurez política es de cada cual. Eso sí, si alguien se siente engañado, entonces si repite … se podría aplicar lo del proverbio árabe que nos contaba hace poco Iñaki Gabilondo en su video blog http://blogs.elpais.com/la-voz-de-inaki/2013/09/proverbio-arabe.html

Leave a Comment